Los sistemas de postratamiento están diseñados para ajustar la composición mineral del producto final con el fin de adaptarse a los requisitos de calidad del agua.
Por lo general, estos requisitos los definen las autoridades reguladoras locales del estado o los requisitos de los clientes para el agua potable o el uso industrial.

Para el uso del agua potable, es necesario cumplir y ajustar los parámetros físicos y químicos como el pH, el TDS, la turbidez, la dureza, la alcalinidad y otros en el proceso de tratamiento final seleccionado para el postratamiento.

Para los usuarios industriales, los requisitos pueden ser diferentes a los del agua potable. Aquí nos centraremos en la eliminación de altos registros de virus y bacterias. 

Los siguientes métodos se utilizan ampliamente en las plantas SWRO de IDE:

 

Disolución de la piedra caliza como carbonato cálcico en el permeado  de la ósmosis inversa, que pasa por los reactores y se enriquece con minerales. Este proceso se produce con la ayuda de dióxido de carbono (CO2) o ácido sulfúrico (H2SO4), que

El agua de cal (Ca(OH)2) o la sosa cáustica (NaOH) se utilizan para los ajustes finales de los parámetros de LSI, pH y dureza

Ambos procesos se utilizan ampliamente a través de diferentes combinaciones para garantizar la máxima eficacia

Por último, la desinfección del agua se realiza mediante la dosificación de hipoclorito sódico (NaClO) que también proporciona la demanda de cloro libre residual 

 

 

 

Apoyando una economía circular, y con el fin de minimizar el uso de productos químicos, las plantas IDE cuentan con los últimos sistemas de autogeneración de productos químicos. La generación in situ ofrece menores costes de funcionamiento que los productos químicos comerciales y proporciona productos químicos de alta calidad.

 

 

Los siguientes sistemas de autogeneración ya están implantados en algunas de las megaplantas SWRO de IDE

 

Generación de dióxido de carbono (CO2): La producción de CO2 puede obtenerse normalmente de una central eléctrica. Los principales procesos para producir CO2 son la extracción de los gases de combustión, la purificación y la licuefacción. La recuperación de CO2 de las fuentes de gases de combustión también contribuye a reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera.

Hipoclorito de sodio (NaOCl): se utiliza para la desinfección producida in situ mediante electrocloración. Al producir hipoclorito in situ y bajo demanda, el sistema elimina las preocupaciones relacionadas con el transporte y el almacenamiento. Debido a su baja concentración, la solución de hipoclorito generada por la electrocloración minimiza la corrosión y la degradación química durante un almacenamiento prolongado.

Preparación de agua con cal (Ca (OH) 2): se desarrolló un nuevo sistema alternativo de disolución y clarificación del agua con cal para mejorar el sistema convencional. El objetivo principal del sistema es preparar la solución de agua de cal concentrada y altamente pura que mejora en gran medida la calidad final del agua. El nuevo enfoque se basa en membranas cerámicas de última generación que le permiten funcionar a altos niveles de flujos.

Contactar con un experto de IDE

¿Desea obtener más información sobre nuestras soluciones tecnológicamente avanzadas?

back